San Fermines en el Bodegón Sarria San Fermines en el Bodegón Sarria San Fermines en el Bodegón Sarria San Fermines en el Bodegón Sarria San Fermines en el Bodegón Sarria San Fermines en el Bodegón Sarria

La Calle Estafeta: una ubicación privilegiada

Esta calle es donde discurre parte del encierro de las fiestas de San Fermín, empieza en la también famosa curva de Mercaderes, y termina en el tramo de Telefónica.

Durante el recorrido de los toros es en este punto donde a menudo la manada suele ir partida y a un ritmo bastante lento, por lo que los mozos, aprovechan y se ponen delante de las astas de los toros, lo que se denomina “coger toro”.

El Bodegón Sarria se encuentra en un punto medio de la calle, en pleno recorrido.  Durante el encierro los establecimientos del recorrido cierran sus puertas para evitar situaciones conflictivas con el encierro, pero una vez terminado el recorrido de los toros y los mozos se vuelven a abrir las puertas para continuar las fiestas.
 

El espíritu de las fiestas del Bodegón Sarria

HemingwayDurante décadas el Bodegón Sarria ha abierto sus puertas a los miles de visitantes de las fiestas de San Fermín. Es un referente de gastronomía navarra y un lugar muy especial donde el buen ambiente a diario puede hacerte imaginar los Sanfermines fuera de temporada.

Experiencia Encierro en el Bodegón Sarría

Vive San Fermín a pie de calle. Disfruta de la tradición del encierro en la mítica calle Estafeta.
Siente la adrenalina del encierro a la altura de los corredores, disfruta de una perspectiva privilegiada del tramo del encierro de la Estafeta, donde los toros son más rápidos y las carreras más espectaculares.
Encierro en el corazón de la Estafeta

Incluye:
– Desayuno de bienvenida
– Vista del encierro desde el vallado del Bodegón Sarría.
– Almuerzo típico de San Fermín. Huevos con jamón, tomate, chistorra… Productos de primera calidad. Jamón 5J, chistorra navarra…

¿Cómo se vive?
Desde el vallado que se monta en la fachada del Bodegón puedes ver como los corredores se preparan, sus conversaciones, como calientan, entrenan e incluso rezan. Prácticamente se puede tocar el toro, se siente, se le oye hasta se le siente respirar. A lo bonito de ver el encierro, las cerraras y los toros se le suma la adrenalina de estar casi a la altura de un corredor. Y después a coger fuerzas y almorzar.

Contacto: Andrea 607161053

diseño web www.navarraweb.com